Alzheimer, autismo, esclerosis múltiple y otras podrán ser curadas

Autor: 
Marhuez
Última modificación: 
Martes, Mayo 15, 2018 - 21:33
Categoria: 

 

Alzheimer, autismo

 

     Hay una enorme variedad de enfermedades neurológicas, desde el autismo a la esclerosis múltiple, que deben ser reconsiderada a la luz de la presencia de algo que la ciencia ha insistido en que no existía.

 

Las pruebas de laboratorio

    El professor Jonathan Kipnis, Director del Centro de Inmunología del cerebro y células gliales de la Facultad de Medicina en la Universidad de Virginia, llevó a cabo experimentos sobre el sistema inmunológico a lo cual se refirió diciendo: “ En mi laboratorio estamos trabajando para comprender mejor las complejas interacciones entre los sistemas inmunitario y nervioso. Hasta muy recientemente, los científicos asumieron que cualquier actividad del sistema inmune dentro o alrededor del sistema nervioso central (CNS) era una característica de patología. Sin embargo, nuevas líneas de evidencia refuerzan la noción de que el apoyo inmunológico es realmente necesario para la supervivencia neuronal óptima después de una lesión del Sistema Nervioso Central.”

    En sus estudios recientemente demostraron que los ratones que tenían un sistema inmune debilitado presentaban un deterioro notable en las tareas de aprendizaje, memoria, neurogénesis adulta y plasticidad neuronal en comparación con los ratones cuyo sistema inmune funciona normalmente, ya que mejora la capacidad de aprendizaje y acelera el proceso de neurogénesis.

¿Qué se entiende por neurogénesis?

Es el proceso por el cual se generan nuevas neuronas a partir de células madre y células progenitoras. La neurogénesis está más activa en la etapa prenatal y es la responsable de llenar con neuronas el cerebro que está creciendo. Antiguamente se pensaba que las neuronas sólo se desarrollaban durante la etapa prenatal y que ya no se regeneraban, pero estudios más recientes avalan la regeneración neuronal durante la edad adulta.

 

Comunicación cerebro – sistema inmunológico

    Los investigadores descubrieron que el cerebro está conectado directamente con el sistema inmunológico por vasos que no se pensaba que existieran.

    "Realmente no creí que hubiera estructuras en el cuerpo de las que no éramos conscientes. Yo creí que el cuerpo ya había sido mapeado", dijo Jonathan Kipnis.

    Los vasos fueron detectados gracias a que Antoine Louveau (estudiante postdoctoral del laboratorio de Kipnis) desarrollara un método para montar las meninges de un ratón en una sola diapositiva para que pudieran ser examinadas en su conjunto. Después de notar marcas tipo vasos en la distribución de las células inmunes en sus diapositivas, él hizo la prueba para comprobar “vasos linfáticos” y ¡allí estaban! ¡Existía lo imposible! Tener imágenes en vivo de estos vasos fue crucial para demostrar su función.

¿Qué se entiende por meninges?

    Son las membranas de tejido conectivo que cubren todo el sistema nervioso central. Además de las estructuras óseas que lo protegen, el sistema nervioso central está rodeado por unas membranas denominadas meninges . Estas membranas sirven como filtros que evitan la entrada de sustancias, micropartículas perjudiciales, virus y bacterias a la masa encefálica.

 

Importancia del descubrimiento.

    Pero la verdadera importancia de este descubrimiento se encuentra en las implicaciones para el estudio y tratamiento de enfermedades neurológicas como el autismo, el Alzheimer, la esclerosis múltiple, etc. Con este descubrimiento se ha entendido que el cerebro es como cualquier otro tejido conectado al sistema inmune periférico a través de vasos linfáticos meníngeos. "Creemos que por cada enfermedad neurológica que tiene un componente inmune a ella, estos vasos pueden jugar un papel importante." Dijo Kipnis.

    La presencia inesperada de los vasos linfáticos en el cerebro plantea un enorme número de preguntas que ahora necesitan respuesta, tanto sobre el funcionamiento del cerebro como las enfermedades que afectan al mismo. Por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer. "En la enfermedad de Alzheimer, existen acumulaciones en el cerebro de grandes fragmentos de proteína", dijo Kipnis. "Creemos que son acumuladas en el cerebro porque no están siendo eliminados eficazmente por estos vasos." Señaló que los vasos se ven diferentes con la edad, por lo que el papel que desempeñan en el envejecimiento es otra vía que explorar.

    Las personas con padecimientos de índole neurológico muy pronto podrán recibir terapias más específicas a sus enfermedades, ya que Kipnis declaró: “Nuestro objetivo es dilucidar los mecanismos celulares y moleculares que subyacen a los efectos beneficiosos de las células inmunes en el Sistema Nervioso Central sano y enfermo. En la terapéutica "de primera línea", estamos diseñando vacunas y el desarrollo de nuevas terapias con un potencial para promover la supervivencia neuronal, mejorar las funciones cognitivas y ralentizar la progresión de las neurodegenerativas, del desarrollo neurológico y los trastornos cognitivos.”

 

Las áreas que se están estudiando en el Laboratorio de Neuroinmunología Celular y Molecular son:

    Lesión del SNC y enfermedades neurodegenerativas - la regeneración neuronal, la neuroprotección, y la neurogénesis.

    Modelos: apoplejía, lesión de la médula espinal, lesión del nervio óptico, lesión cerebral, glaucoma, enfermedad de Alzheimer.

Los trastornos cognitivos y mentales - deterioro de la cognición, la neurogénesis y plasticidad neuronal; biología glial.  

    Modelos: demencia relacionada con la edad, quimio-cerebro, la enfermedad de Alzheimer, la esquizofrenia y la depresión.

Trastornos del neurodesarrollo - neurogénesis, la plasticidad neuronal, la formación y mantenimiento de sinapsis, la biología de gliales.

    Modelos: trastornos del espectro autista, síndrome de Rett.

 
Fuentes consultadas:

Jonathan Kipnis: Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia.

Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia -- Tema: They'll Have to Rewrite the Textbooks.